ReproducirDetenerCargando
AnteriorSiguienteRepetir
Volúmen
DesplegarAñadir a lista de reproducción¡Me gusta!Compartir track

Morgan, Vito, Gordo del Funk y Acid Lemon - Canciones que no hablan de ti (con Santiuve)

Portada de 'Morgan, Vito, Gordo del Funk y Acid Lemon - Entre andenes y salas de espera'
Álbum: Entre andenes y salas de espera
Letras: Más letras del álbum
Lanzamiento: 2017
Fecha de subida: 8 de Septiembre del 2017
Lecturas: 743
Ver en Youtube
Comprar Morgan, Vito, Gordo del Funk y Acid Lemon - Entre andenes y salas de espera en AmazonComprar Morgan, Vito, Gordo del Funk y Acid Lemon - Entre andenes y salas de espera en iTunes
[Vito]
Ahora que el blanco de tus ojos se parece al blanco,
De la nieve que desfila al filo del barranco,
De la brisa que perfila la bruma en el viento,
De lo absurdo del lamento, que no es para tanto,
Y lo mismo tan contento me permito un llanto,
Y el abismo se hace campo en las flores cemento,
Siempre hay una inoportuna que niega su roll,
Ya que el tiempo va dejando secándose sola al sol,
A su lazo azulado ha sembrado,
Comprado yermo alimentado de un pobre farol,
Si la luna sigue así brillando, acabará fundiéndose,
Confundiendo a más de un girasol,
Todos se inclinarán para observarla,
Yo subiré al faro, habrá una luz en mi interior,
Desde arriba encenderé un candil al desamparo,
Y lo negro será claro, sin reparo y con amor.


[Estribillo]
Yo con mi maleta hacia ninguna parte,
No llevo careta ni ganas de hablar,
Entre tanta guerra debo estar en Marte,
Viajar a matarme o me quieres salvar,
Quién vendrá a buscarme cuando ya no aguante,
¿Dónde reside el arte, dónde la piedad?
No toda verdad puede ser elegante,
Va por delante de su antifaz.


[Morgan]
Ahora que sabemos echarnos de menos,
Mirarnos con las manos, besarnos con los dedos,
Escribirte una canción es describir un trueno,
Un verso sentido, un gemido obsceno,
Ahora que te canto has aprendido a bailar,
Y ya ves cómo es la vida,
Ahora mis pies pueden seguirte el compás,
Ahora me atrevo a acompañarte sin mirar hacia atrás,
Sino me pregunto si mañana te irás,
Ya no le vuelve loco,
Y si acertaré o me equivoco,
Ni el flash de ese foco, ni el mar tampoco,
No sé si me arrepiento de haberte querido,
O tal vez de haberte quiero demasiado poco,
Por eso ahora que me cuadran las cuentas,
Cuando me buscas me encuentras afuera sembrando el jardín,
Que lo cuide el sol y lo riegue la tormenta,
Que le brote de nuevo una flor al jazmín.


Como un ave rapaz sobre un campo de arroz,
Sigo bailando al compás de una canción para dos,
Y yo la miro y me siento a escribir,
Canciones que no hablan de ti.
Es un tratado de paz, por si me tiembla la voz,
Estoy hablando de más, no estoy hablando de vos.
Aunque ahora que parece que te marchas,
Recojo mis cartas y me voy de aquí.


[Estribillo]
Yo con mi maleta hacia ninguna parte,
No llevo careta ni ganas de hablar,
Entre tanta guerra debo estar en Marte,
Viajar a matarme o me quieres salvar,
Quién vendrá a buscarme cuando ya no aguante,
¿Dónde reside el arte, dónde la piedad?
No toda verdad puede ser elegante,
Va por delante de su antifaz.


[Santiuve]
Ahora que en la demora azora mi aura y me da cera,
Deshoras, aulas sin pupitres ¿Quién me persigue?
Un sin fin, jugando con buitres de Rudyard Kipling,
La sombra de un ciprés, bruma de Silent Hill,
Parece inconexo, entra en mi cabeza, entiende mi drama y mi sexappeal,
No concibo una certeza que no se corteza, el núcleo es hostil,
Perdiendo el juicio como Charles McGill, en mi propia empresa,
Todo lo que sube baja, y pesa,
Como los laureles de cara a la levedad del César,
Qué rastro de antiguas mieles lleva a las estrellas,
Si sólo hay papeles y botellas, quererles y querellas,
No hay un hombre detrás de mi nombre, exacto,
La pregunta no es quién sino cuántos,
Sólo supe siempre que mi edad fueron mis actos,
Y cuando creí estar en lo cierto, vuelta al teseracto.


Como un ave rapaz sobre un campo de arroz,
Sigo bailando al compás de una canción para dos,
Y yo la miro y me siento a escribir,
Canciones que no hablan de ti.
Es un tratado de paz, por si me tiembla la voz,
Estoy hablando de más, no estoy hablando de vos.
Aunque ahora que parece que te marchas,
Recojo mis cartas y me voy de aquí.


[Estribillo]
Yo con mi maleta hacia ninguna parte,
No llevo careta ni ganas de hablar,
Entre tanta guerra debo estar en Marte,
Viajar a matarme o me quieres salvar,
Quién vendrá a buscarme cuando ya no aguante,
¿Dónde reside el arte, dónde la piedad?
No toda verdad puede ser elegante,
Va por delante de su antifaz.

Difundir trabajo

Trabajos relacionados

¿Has encontrado un error?


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información haciendo click aquí.