ReproducirDetenerCargando
AnteriorSiguienteRepetir
Volúmen
DesplegarAñadir a lista de reproducción¡Me gusta!Compartir track

Morgan, Vito, Gordo del Funk y Acid Lemon - Vigilias y duermevelas

Portada de 'Morgan, Vito, Gordo del Funk y Acid Lemon - Entre andenes y salas de espera'
Álbum: Entre andenes y salas de espera
Letras: Más letras del álbum
Lanzamiento: 2017
Fecha de subida: 8 de Septiembre del 2017
Lecturas: 449
Ver en Youtube
Comprar Morgan, Vito, Gordo del Funk y Acid Lemon - Entre andenes y salas de espera en AmazonComprar Morgan, Vito, Gordo del Funk y Acid Lemon - Entre andenes y salas de espera en iTunes
[Estribillo]
Si te visita una visión,
Una aparición bajando por tu escalera, 
Deja abierta la puerta y el balcón,
Haz de tripas corazón y a la nevera,
Cuando a duras penas se distingue la ficción,
De la realidad, vigilias y duermevelas,
No por caridad, apatía o aflicción,
Encuentra una razón, esconde bien tus entrevelas.


[Morgan]
Siempre es la misma hora cuando me despierto,
Y siempre escucho voces en el cuarto,
Veo la noche pasar con los ojos abiertos,
Maldito tiempo, me está matando.
Porque siempre es la misma hora cuando me despierto,
Y veo que se encienden luces desde el cuarto,
Y no sé si es que estoy loco o me volveré loco en el entretanto,
Así que me levanto en un último intento,
Sin la certeza de saber lo que estaba buscando,
Y sentí la angustia de la muerte al descubrir un cuerpo,
Y ver que era el mío desde el suelo el que me estaba hablando,
¿Cuál es el drama Jorge? ¿Por qué tanto sufrimiento?
Cambia esa cara de terror y controla tu llanto,
¿No se ve to' mucho mejor ahora que estamos muertos?
¿No era este mundo sin amor lo que nos daba asco?
Pero bueno, aprovechemos, siéntate un momento,
Hay cosas que quiero decirte ya desde hace tanto,
Quiero que sepas la verdad de lo que tienes dentro,
Y la dualidad que se mostraba calló mi quebranto,
Me hizo entender qué pasará y lo que está sucediendo,
Y la realidad se nos mostraba como en un teatro,
Donde no importa quién actúe y acabe perdiendo,
Porque en el fondo siempre pierde un actor de reparto.
Poco más de un sueño duró ese paseo, 
Y dejé de verme tras un parpadeo,
Ahora ni me importa saber dónde estoy, ni estoy en los libros que leo,
Ni me creo nada, ni sé lo que creo,
Aparición o fantasía, 
No sé si sus palabras, pero sé que la mirada era mía,
Y desde entonces ya no hay luces, ni oigo voces en la galería,
Cuando me despierto ya casi es de día.


[Estribillo]
Si te visita una visión,
Una aparición bajando por tu escalera, 
Deja abierta la puerta y el balcón,
Haz de tripas corazón y a la nevera,
Cuando a duras penas se distingue la ficción,
De la realidad, vigilias y duermevelas,
No por caridad, apatía o aflicción,
Encuentra una razón, esconde bien tus entrevelas.


[Vito]
Estaba en el salón buscando un punto muerto cuando entraron,
Se toparon con la herida, el cuerpo nunca lo encontraron,
Volaba al alba con el alma desdoblada,
Y fue empujándome la noche al sumidero de la madrugada,
Literatura y geometría, así la maldecí,
Cuando apareció aquella figura cubierta de gin,
Fuera en el jardín había luz y estaba a oscuras,
La encendí y no sabría explicarte lo que vi,
Fue justo allí, me hipnotizó, deslicé mi mano al vértice,
Luego aterricé y no supe mover las hélices,
Ella levitaba en un halo resplandeciente,
Me quedé asolado, sentado a su lado hasta el día siguiente,
Levanté un campamento en el salón,
Una cama, ese rincón, yo me eché para observarla.
Estuve a su disposición, desde su posición,
Me dijo: enséñame butrón que lleva al alma.
Cómo conectan los espacios que el tiempo desune,
Nos abrazamos y despacio cruzamos el túnel,
De lo que había dentro no se padece ni se presume,
A lo sumo va ser humo cuando yo me esfume.
Hice la última llamada, no respondieron,
No fue a mi madre y no a los bomberos,
Ella me hablaba, por obnubilado lo vi primero,
Cuando caminamos de la mano y llegamos al fuego,
Y luego me propuso un rito de raza en secreta,
Y como un grito de esperanza besamos la grieta,
Era una danza de satélites y de planetas,
Todos orbitaban y escuchaban al mismo profeta,
Desayunamos del negro racimo,
Horas después en la voragine nos despedimos,
No imaginé elegir este camino,
Ni entregarle la llave del cuerpo a mi nuevo inquilino.


[Estribillo]
Si te visita una visión,
Una aparición bajando por tu escalera, 
Deja abierta la puerta y el balcón,
Haz de tripas corazón y a la nevera,
Cuando a duras penas se distingue la ficción,
De la realidad, vigilias y duermevelas,
No por caridad, apatía o aflicción,
Encuentra una razón, esconde bien tus entrevelas.

Difundir trabajo

Trabajos relacionados

¿Has encontrado un error?


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información haciendo click aquí.