ReproducirDetenerCargando
AnteriorSiguienteRepetir
Volúmen
DesplegarAñadir a lista de reproducción¡Me gusta!Compartir track

Piezas y Jayder - Vian

Portada de 'Piezas y Jayder - Panorámica'
Álbum: Panorámica
Letras: Más letras del álbum
Lanzamiento: 2019
Publicada: el 22 de Febrero del 2019
Lecturas: 2.720
Comprar Piezas y Jayder - Panorámica en iTunes
No me iré a menos que traten de recibirme,
Si es así, volveré, cuando no me esperen,
Estaré para que no me busquen,
Pero, por favor, no me dejen solo.


No quisiera morir sin conocerme,
Ni conocerme como para morir sin perdonarme,
Al menos morir es para siempre,
Y siempre se puede morir por alguien,
No quisiera morir, pero si muero, disculpadme,
Ya que en vida quise ser como la muerte,
Apenas se te busca y aunque se te espera,
Nadie se altera si llegas tarde,
Si morir en paz implica vivir de costumbre,
Que me arrolle un huracán y le pongan mi nombre,
Medir la voluntad de un hombre,
Es pedir al fuego que deslumbre sin teñir de negro el bosque,
La muerte es la calle tras la ventana,
Siempre está presente aunque se sienta lejana,
Qué fue de aquel que se negó a morir con ganas,
Y se mató por miedo a que algo se las provocara,
A veces también es humana, sólo hay que buscar la tara,
Alex Orellana tras ganarle un cara a cara,
Otras no falla y sobrevive al optimismo,
No hay nada más triste que un hombre listo,
Yo que me levanto pensando en lo bien que caigo,
Que aprendí del dolor a no pasar de largo,
Quisiera ser el primero en morir a salvo,
Dando fe de que el amor que se me dio sirvió de algo.


¿Quién no moriría por un día? ¿Quién?
¿Quién no moriría por un día?
Para ver quiénes le lloran y quién llora de alegría,
Dime quién no moriría por un día,
¿Quién no moriría por un día?
Yo, si pudiera, lo haría,
Volvería y le diría a aquel que llora de alegría:
"Que te jodan, no es mi hora todavía".


Como la roca en plena vía que amenaza con causar impacto,
Dispuesta a romperse en pedazos,
Con tal de que nadie la pase por alto,
Vendrá la muerte y tendrá tus ojos,
Querrá entrecomillar mis párpados,
Besarme al final del tango,
Pero ni sé bailar ni pienso dárselo,
Recordará mi cara,
Por enseñar a las coartadas a borrar pisadas,
Con esta boca disfrazada de sonrisa forzada,
Y en compañía de un silencio al que nunca le dije nada,
Aguardo tras el telón,
Viendo como la prisa le hace ojitos al reloj, tic-tac,
Si la espera se rebela, no será revelador,
Nunca es ella quien se queda la tutela de la relación,
No vine a dejar rastro como un pez mordido,
Sino a servir de asilo como un barco hundido,
Cuando el dios de la infortunia sople embravecido,
Seré el reflejo de la luna en tu faro fundido,
Afortunado por sentirme pleno,
Con la desdicha de los hombres buenos,
Mis padres me educaron como a un todoterreno,
Y despertaron mi apego hacia las mariposas muertas del salpicadero,
No siempre supe que la montaña que se traga al sol, siempre lo escupe,
Vivir es el arte de mentirse con un "tú no te preocupes",
Con más miedo que un niño perdido en el súper.


Cuando llegue mi momento me iré,
Al fin y al cabo yo decido cuantos "¿Cómo hubiera sido?" enterraré conmigo,
Cuando llegue mi momento me iré,
Hoy te escribo canciones con final feliz,
Cuando llegue mi momento me iré,
En las que me muero pero es pa' salvarte a ti,
Cuando llegue mi momento me iré.



Yo no quiero entrar en el juego, yo aprendí a poner la otra mejilla. No la ponía, yo era guapo y tenía dignidad. Dignidad es amar. Ya he conocido a gente que vive en paz, quiero eso, cantar mi pequeña canción, si le puedo hacer feliz a alguien, si le puedo acompañar, si le puedo recordar que es maravilloso el sólo hecho de estar vivo, eso es suficiente, no quiero más.

Difundir trabajo

Trabajos relacionados

¿Has encontrado un error?


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información haciendo click aquí.

Entendido