ReproducirDetenerCargando
AnteriorSiguienteRepetir
Volúmen
DesplegarAñadir a lista de reproducción¡Me gusta!Compartir track

Rafael Lechowski - Contra el yo

Portada de 'Rafael Lechowski - El canto de amor a la vida'
Álbum: El canto de amor a la vida
Letras: Más letras del álbum
Lanzamiento: 2020
Publicada: el 8 de Enero del 2020
Lecturas: 838
Escribo en contra del yo
Aunque se cante a si misma mi canción
No es más que una confesión, soy viudo de ambición
Mi verso nace libre, pues confío en mi intuición
Ya no ansío la ovación, solo aspiro a la emoción

Ya no hay duda alguna, agradecido de estar vivo
A nadie envidio, soy consciente de mi fortuna
Porque tengo el amor y porque tengo la escritura
En la que tengo este don de hacer volar con la pluma

La luna suspendida en lo alto como una campana
Mary duerme y es luciérnaga en la noche mi ventana
Todo este tiempo estuve afinando mi corazón
Para poder entonar para ti ahora la gran canción

Si dices que mi verso está marcado por lo eterno
Digo: "Tú también, pues infinito es nuestro encuentro"
Estamos todos juntos dentro de este mismo barco
Amiga mía, mi verso es un puerto naufragando

Y aunque soy completamente consciente de este naufragio
Vivo ya sin miedo, porque la vida es un milagro
Increíble como el arte me permite ver más hondo
Y como ofrenda traigo a la superficie lo que hay en el fondo

¿Qué es este estertor tortuoso?
¿Esta prisa que todo lo vuelve borroso?
Poco a poco, la vida nos va agriando la saliva
Y en su ida nos oxida con su patina los ojos

¿La liberación o el yugo?
No habita la contradicción, somos la gula y el ayuno
Lo prohibido nos excita con pasión indómita
El deseo por la incógnita y tras el coito, la cuita.

¿Otra vez mis manos manchadas de tinta?
Qué extraña la vida, siempre igual y siempre distinta
Nacimiento y muerte son uno
Como el espectáculo del crepúsculo: Ósculo de la luz con lo oscuro.

Eres el sol, la luna, eres Jesús, eres Buda
Eres tu madre, alguien, todo, nadie
Todo va deprisa el tiempo se desliza
Nada cristaliza, la muerte y el amor son insobornables.

El tiempo nos persigue huyendo
Pero es un tiempo mundanal
El transcurso universal no tiene tiempo
Estoy de paso por lo eterno.

Viviendo sin envidiar lo que otros tienen
Y sin miedo a perder lo que tengo
Odio y egoísmo nacen de un corazón vacío
Un ser verdaderamente pleno vive agradecido.

Hoy solo me hace feliz hacer feliz a los míos
Y es que solo así la felicidad cobra sentido
Son izquierdas mis dos manos
Pero tengo la palabra y con ella el milagro.

De lograr ganarme el pan con el alma
Aunque ahora todo cuanto mendigo es para ofrendar
Pues ya sé que se pierde aquello que no se da.

Algunos pasan persiguiendo la riqueza tanto tiempo
Que cuando por fin son ricos, se los lleva el viento
¿Así que quién es el que está en lo cierto?
¿Quién desea lo que ya es suyo, o quién vive persiguiendo?

Vivamos al revés, no ante cada instante como si fuera el último
Sino como si fuera la primera vez
Como el asombro del niño y la serena vejez
Sin ambición, sin prisa, sin odio, sin miedo, sin juez.

Ahora presencio el silencioso descenso del sol
Sobre el inmerso y terso lienzo, adieso pienso: ¿Quién soy?
Yo solo soy un soñador, un mudo cantante
Yo no sé cantar, pero puedo hacer que las cosas canten.

Aunque no sé si es un don o es una enfermedad
Esta sensibilidad, llorar es lavarse el alma en realidad
El estro es tan fugaz, hay que disparar para atraparlo
Y tras mis parpados, encuentro la paz. Come de mi mano.

No sé si mi rima ayuda, que esa duda tuya huya
Pero escucha: El amor siempre vence sin lucha
Como tú y yo, dos amantes fervientes cruzando de la mano
La existencia como un río sin puentes.

Arriba el símbolo, sirio en su ígneo giro
Abajo el himno, el silbo del mirlo en el mirto
Y en mitad nosotros, conscientes de este delirio
Testigos de un destino previsto y desconocido.

Y si la muerte se me lleva sin aviso antes de tiempo
Que quede constancia aquí de que fui un hombre pleno
Que abrí el regalo de vivir y encontré todo dentro
Y que escribir, no fue más que mi forma de agradecerlo.

Así que de mi cuerpo frío, amor mío, haz polvo fino
Si me voy primero y rozar tus pies en el camino
Ayer busqué la inspiración en el dolor y me hice daño
Y cuando el corazón vence al ego.

El necio se convierte en sabio
Y el sabio está concentrado en lo trascendente
El necio distraído en el ruido del pulgo
Por eso, al final el necio tatúa en la piel de la serpiente.

Mientras que el sabio tatúa en el alma del mundo
Algunos hoy me miran como a un loco porque soy feliz
La belleza no estaba en el paisaje, la belleza está en mi.

No soy lo que tengo, por fortuna tengo lo que soy
Al fin me he vencido y hoy soy más fuerte que yo.


Difundir trabajo

Ficha del artista

Rafael Lechowski
Rafael Lechowski

Rafael Lechowski inicia su carrera con el grupo Flowklorikos junto a Carlos Talavera y Dejotafran. El segundo disco del grupo, "Donde duele inspira" ya casi es interpretado por él sólo. Posteriormen...

Trabajos relacionados

¿Has encontrado un error?


Síguenos también en:
  • HHGroups en Facebook
  • HHGroups en Twitter
  • HHGroups en Instagram
  • HHGroups en Youtube
  • HHGroups en Google
  • HHGroups en Telegram

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información haciendo click aquí.

Entendido